- sun leads me home -


La manera como el sol se va alargando día a día e ilumina cada rincón de la casa es pura magia. 


Hoy hace mucho viento y se oye a través de las pequeñas grietas de las ventanas de madera, haciendo que la casa cruja entera de arriba a abajo. Llevo unos días con la casa para mí sola y veo, desde la soledad, matices que sólo se pueden ver cuando uno deja de querer compartir todas sus emociones, las guarda para sí mismo y las graba en su memoria como un pedazo arrancado del mundo. Y así he pasado la tarde, guardando pedazos de nuestro hogar en mi memoria y conociéndome un poco más.
Cuando vivía en casa de mis padres, solía encerrarme a escuchar música en mi habitación, y de vez en cuando sucedía: Descubría una canción que me salpicaba el corazón y no podía parar de escucharla, una y otra vez, desgranando cada palabra y significado. The water me ha acompañado musicalmente hoy, mientras contemplaba el atardecer a través de mi cámara, sabiendo que la soledad me es necesaria para llorar con una canción sin que nadie me vea, sin un motivo, sólo por pura emoción.