- Analogic -




Hace semanas metí un carrete acabado en el bolsillo de una chaqueta. Y ha ido dando tumbos sin que me acordara de él. Pasó de mi bolsillo a una estantería en casa de mi madre, dónde ha estado olvidado, junto a un par de carretes de Álvaro, también por revelar. Aprovechando una semana en la ciudad condal por fin los llevamos a revelar. Todo un ritual el abrir el sobre de papel, mirar los negativos a contraluz e ir recordando momentos que creíamos olvidados. Momentos que hemos ido fotografiando a lo largo de meses y que se hacen especiales por su poca immediatez. Os dejo con algunas fotografías de mi antigua casa en Barcelona y un nuevo apartado en mi web: Analogic, dónde podréis ir viendo ésas imágenes tomadas con calma, pensadas y disfrutadas por su proceso.